vídeos adolfo payés

Loading...

picasso

picasso

Microbiografías de adolfo payés

domingo, 19 de julio de 2009

Dorothea Lange: Fotógrafa del pueblo

Dorothea Lange
Nueva Jersey 1895 - California 1965

Fotógrafa del pueblo.
Así constaba en su tarjeta de visita.

La Fotógrafa del pueblo, como ella misma hacía constar en su tarjeta de visita, fue una de las iniciadoras del documentalismo social y pionera en el reportaje.

Dorothea Lange, nace en Hoboken (Nueva Jersey - USA) en el año 1895 y fallece en San Francisco (California – USA) en el año 1965.

Con tan solo siete años contrae la poliomielitis, enfermedad que le daña el desarrollo de la pierna derecha, mancándola este hecho de por vida.

En 1917 estudia en la Clarence White School (Nueva York), de marcada tendencia pictoralista.[1] Aunque las verdaderas señas de identidad de su trabajo se las proporciona su faceta como reportera, que comenzaría a ejercer dos años más tarde, en 1919 cuando abre un estudio en San Francisco.

Antes de ello, en el año 1918, se dedica a dar la vuelta al mundo. Afición que compaginará con su trabajo de reportera más adelante.

En 1920 se casa con su primer marido, el pintor Maynard Dixon, con quien tiene dos hijos.

En Taos, México conoce a Paul Strand, quien tendrá una cierta influencia en su trabajo. También establece relación con Imogen Cunninghan, quien junto con Margrette Mather y Laura Gilpin son exponentes de un pictorismo moderno e híbrido en el que confluyen las atrevidas formas de la modernidad y del esteticismo hermético y la suavidad atmosférica del pictorismo.

Posiblemente influenciada por sus frecuentes contactos, a partir de 1933, con el grupo f/64 (también llamado 64f) empieza a reflejar su entorno mediante documentos fotográficos de las condiciones laborales de la época, dedicando especial interés en captar a los más afectados por la grande presión norteamericana de los años 30.

En 1934 ofrece su primera exposición, en al gal

ería de Willard Van Dike. Y un año más tarde trasladará su residencia a Carlifornia, Berkey, tras casarse con Paul Taylor.

Desde el año 1935 al 40 estuvo trabajando para la administración de Franklin Delano Roosbelt, mediante su programa de recuperación económica, el New Deal y sobretodo mediante la Farm Security Admnistration (FSA), cuya sección fotográfica fue mucho más allá de dejar constancia de las actividades de esta y constituyó un impresionante archivo gráfico que abarcaba todos los aspectos de la vida en el campo.

En esta época es cuando Lange prepara junto a su marido “A American Exodus, A Record of Human Erosión”. Libro, editado en 1939, donde se combinan junto a las fotografías textos que ofrecen un análisis del fenómeno migratorio así como microfilms donde se recogen fragmentos de conversaciones escuchadas en el momento en que se tomaba la fotografía.

A mediados de los años 40 Lange que había sido contratada para documentar a los japoneses-americanos en los campamentos es censurada por parte de Autoridad de Reubicación de la Guerra, al mostrar los campos de internamiento de los americanos de origen japonés.

A partir de esta fecha empieza a tener problemas relacionados con su salud, hecho que determina que su objetivo fotográfico se vuelque hacía temas cercanos como su familia.

En la década de los 50, mientras su estado de salud se lo permitió, realizó diversos trabajos para revistas en América Latina, Así y África, así como un estudio sobre el sistema judicial californiano.

A partir de 1964, tras tener conocimiento de que padece un cáncer, se dedica a lo que sería sus dos últimos proyectos: organizar una retrospectiva de su obra en el MOMA y ha documentar su vida. Mediante estos escritos que recogió explica su ideario fotográfico, su forma y manera

de ver, percibir y vivir la fotografía. En ellos se autodescribe como una fotógrafa totalmente purista y defensora de la fotografía directa, objetiva y sin pasar por ningún tipo de manipulación
Lange que no sufría las limitaciones de las grandes y pesadas cámaras fotográficas, comentó:

El 11 de octubre de 1965 fallece en San Francisco.

El verdadero éxito de la obra de Dorothea Lange no se da hasta el año 1972, cuando el Museo de Whitney incorpora 27 obras en la exposición “Executive Order 9066” destinada a mostrar el

internamiento japonés. El entonces crítico del New York Times, A.D. Coleman, describió las fotografías de Lange como: “documentos de tan alto nivel que compenetran los sentimientos de las víctimas y también los hechos del crimen.”

Lange dejó aproximadamente 25,000 negativos que ahora son parte trascendente de la historia de Estados Unidos

15 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Es extraordinario que la obra de Lange se valore con justicia,ya que su dedicación y su entrega fue esencial para la denuncia de hechos humanos lamentables que hubieran quedado en la oscuridad..!!

Adolfo,te agradezco tu comentario..no te preocupes,se que tienes muchos comentarios por hacer..Siempre serás bien recibido,amigo.
Mi admiración y mi cariño por la extensión de tu arte y tu cercanía con todos.

Un abrazo desde ESPAÑA.
M.Jesús

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

No la conocía pero su compromiso social es barbaro y admirable. Eso añadiendo además que vivió una época en donde nadie de su clase se arriesgaba a mirar por debajo de su hombro y menos a denunciar lo que no había interés de que lo supiese el mundo...sólo basta mirar sus ojos para ver el compromiso y la limpieza de su alma.
He disfrutado tu entrada, que por cierto llevo rato intentando leer pero que para variar en este mundo del internet, se cae.
Besitos.

Duendecilla Verde dijo...

Hay personas que no merecen ser olvidadas, que lucharon con ahínco para desmantelar la verdad a toda costa...

Debe, esta duendecilla, trabajar para ser de esos personajes que se les recuerde no por su vestimenta colorida sino por su esencia casi humana.

Vos de eso tenés de sobra, Adolfo, humanidad, gracias por su dedicación a los lectores con sus publicaciones constantes. Se le aprecia mucho.

MONICA dijo...

Hola Adolfo! Mucgas gracias por acercarme la historia de Dorotea Lange, te deseo feliz semana. Un abrazo

Soledad.B dijo...

Realmente me a gustado no solamente eso me ha apasionado la biografia de Dorothea Lange,creo que intentare buscar algun libro sobre ella me parece una mujer y artista con mucha humanidad,ademas otro aliciente de esta artista es que yo humildemente desde pequeña he sentido la necesidad de pintar de fotografiar y de escribir,creo que sin ello no podria vivir es mi pasion,es cuando mas se que soy yo ,quien soy y lo que me hace estar mas a gusto conmigo misma,con mas paz y ganas de vivir.
Gracias Adolfo .

Un beso.
Soledad.B

Begoña Sánchez dijo...

Gracias por acercarme a la obra de esta gran artista.

Un beso

SILVIA dijo...

Personas como esta mujer, son las que me hacen estar orgullosa de ser persona. Admirable. Gracias por descubrirme su obra, apasionante, real y excepcional. Prometo pasear mas a menudo por este rincon de arte. Mil besitos!!!!

Princesa dijo...

Amigos são jóias preciosas que emitem um brilho incomparável. Temos que ter imenso cuidado para não as riscarmos, pois perdem o seu valor. Devemos tentar mantê-los sempre com o seu brilho original guardados num cofre que é o nosso coração, aí estão livres de todas as intempéries, resguardados. Para quem aí os guarda, pode ter a certeza que manterão todas as qualidades originais.


um beijo e um bom dia

Satine dijo...

conoces mi adoración a la fotografía...es tan díficil conseguir retratar emociones en un fotograma!!!!!...gracias por compartirlo...un beso muy muy grandote

carmensabes dijo...

Mi debilidad total por Lange en toda su persona, como mujer, como fotógrafa que supo ver más allá..y como exquisito ser humano que supo involucrarse sin temor,o con él, pero lo hizo.

Un post fantástico, abrazos gigantes!

REGGINA MOON dijo...

Adolfo,

Belíssimo trabalho que conheci, através de sua postagem...
Parabéns!!!Sempre um grande prazer acompanhar-te, em tudo o que faz!

Beijos e tenha um lindo dia!!

Reggina Moon

izara dijo...

Retratar el pueblo, es empezar a quererlo.
No sabia donde saludarte Adolfo y lo hago aquí.
Gracias por tu visita y mis saludos para tí y para el pueblo salvadoreño,
ambos os considero amigos verdaderos.

Vir dijo...

Tuve oportunidad de familiarizarme con su obra en una conferencia dada por amantes de la fotografía hace dos años en Icana en BS AS
quedé fascinada con su obra desde entonces.
Gracias por este posteo tan merecido y exquisito

Mar dijo...

Un placer acercarse siempre a la obra de esta gran mujer.

Muy buen post, Adolfo.

Un abrazo

Cynthia Lopes dijo...

Não conhecia esta artista da fotografia. Aliar arte e jornalismo é uma tarefa para poucos, magistral.
abs.