vídeos adolfo payés

Loading...

picasso

picasso

Microbiografías de adolfo payés

viernes, 29 de junio de 2007

Niccolò Paganini.

Compositor italiano y virtuoso del violín. Nació en Génova, donde estudió con músicos locales. Hizo su primera aparición pública a los nueve años y realizó una gira por varias ciudades de Lombardía a los trece. No obstante, hasta 1813 no se le consideró un virtuoso del violín. En 1801 compuso más de veinte obras en las que combina la guitarra con otros instrumentos. De 1805 a 1813 fue director musical en la corte de Maria Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y hermana de Napoleón.
En 1813 abandonó Lucca y comenzó a hacer giras por Italia, donde su forma de interpretar atrajo la atención de quienes le escuchaban. En 1828 fue a Viena, más tarde a París y en 1831 a Londres. En París conoció al pianista y compositor húngaro Franz Liszt, que, fascinado por su técnica, desarrolló un correlato pianístico inspirado en lo que Paganini había hecho con el violín. Renunció a las giras en 1834. Su técnica asombraba tanto al público de la época que llegaron a pensar que existía algún influjo diabólico sobre él. Podía interpretar obras de gran dificultad únicamente con una de las cuatro cuerdas de violín (retirando primero las otras tres, de manera que éstas no se rompieran durante su actuación), y continuar tocando a dos o tres voces, de forma que parecían varios los violines que sonaban. Esto indica lo cercano que estaba su arte al mundo del espectáculo. Sus obras incluyen veinticuatro caprichos para violín solo (1801-1807), seis conciertos y varias sonatas.
Considerado el violinista más extraordinario de todas las épocas. Paganini fue el violinista por antonomasia del romanticismo “He escuchado el canto de un ángel.” Dijo Schubert acerca de este músico y Belioz, su amigo manifestó:“Único en su clase: es uno de esos artistas de quienes puede decirse que son guías y ejemplo de quienes persiguen la suprema perfección”.Nicolás Paganini nació en Génova, Italia, el 18 de febrero de 1784. Su padre, un comerciante, dio a Paganini sus primeras lecciones de guitarra. Giaccomo Costa fue su primer maestro de violín. A los nueve años se presentó por primera vez en un teatro. Más tarde su padre lo envió a Parma donde estudió con Gnecco, compositor de óperas; y posteriormente en Lucca con el célebre violinista Alejandro Rolla y Gasparo Ghiretti. A lo quince años realiza su primer gira y en 1798 se independiza de la casa paterna y comienza una vida disipada en la que el juego es su pasión dominante. En Lorna, en una sesión de juego perdió su violín.
En 1804 regresa a Génova y empieza una vida dedicada al intenso estudio del violín. En 1805 la hermana de Napoleón, Ana María Bonaparte, princesa de Lucca, lo nombró director de su música privada y de la orquesta de la Ópera, en este puesto permaneció tres años y posteriormente reanudó sus giras con gran éxito.Paganini ejecutaba el violín de una manera perturbadora. Su estilo brillante y, en ocasiones, efectista, desarrolló de manera considerable las posibilidades técnicas del violín, explorando diversos recursos como las triples cuerdas, glissandi, pizzicati y arpegios, explotados en sus propias composiciones. Los músicos como él quedaban impresionados, y la gente del pueblo no comprendía su virtuosismo, así que comenzó a inventar leyendas alrededor de él. Se decía que Paganini era hijo de una bruja y del diablo, incluso que él mismo era el diablo. Cuando algunas personas le veían corrían para no estar cerca de él; otras se le acercaban para tocarlo y convencerse que era un ser humano. Paganini, molesto por tantas calumnias, en 1831 publicó una carta en la revista parisina Gaceta Musical. Uno de los párrafos rezaba así: “No he asesinado a nadie ni he pasado ocho años en la cárcel, ni el demonio impulsa mi brazo cuando ejecuto.
¡Callad ya, por Dios, lenguas viperinas!”
Paganini se convirtió en su propio empresario, de esta manera recorrió casi todos los países de Europa: Italia, Austria, Alemania, Polonia, Francia, Inglaterra. De 1828 a 1831 radicó en París, donde su talento fue muy apreciado. En 1839 Paganini va a Marsella en busca de la cura para la tuberculosis laríngea que padecía. Más tarde se trasladó a Niza, y un día como hoy de mayo de 1840, muere.

3 comentarios:

NOCTURNA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NOCTURNA dijo...

Adolfo, Paganini y su música gloriosa, un placer para los oídos!

Paganini modificó el antiguo modo de tocar el violín y su "innovadora técnica" es la que actualmente tiene plena vigencia entre los intérpretes del violín e instrumentos de cuerdas de orquesta.

¿Sabes que a los 8 años mi padre me obsequió tres "cassettes musicales", interpretados por Accardo, un virtuoso intérprete contemporáneo? Aún recuerdo cómo me conmoví al escuchar esas composiciones por primera vez.

Jamás me cansé de oír esos cassettes; hasta que, de tanto hacerlo, terminaron rayados...
:(

Me gustó leer este artículo :)

payes dijo...

siiiiii a mi me fascina Paganini... hay que remarcar que cuando el tocaba se decía que le diablo tocaba el violín ...

Gracias por tu visita